Ministerio del Poder Popular de Planificación

Miércoles, 17 de Agosto de 2022

INICIO Separador SOCIALES Separador INPC Separador Efecto del recrudecimiento de la ''guerra económica'' sobre la inflación
Imprimir
INPC

NOTAS DE PRENSA

Efecto del recrudecimiento de la "guerra económica" sobre la inflación

El 2013 fue un año de permanentes acciones de desestabilización política, asociadas con fenómenos de especulación, alterando la producción nacional provocando desabastecimiento y presiones inflacionarias.

A finales del 2013, el Ejecutivo Nacional resolvió emprender un conjunto de acciones de ofensiva económica, para contrarrestar el comportamiento especulativo de comerciantes inescrupulosos, combatir el contrabando, el bachaqueo, el acaparamiento, y las demás formas de erosión de la paz y estabilidad económica del país. El efecto positivo de dichas medidas implicó a su vez un alto respaldo popular que, entre otras manifestaciones, se expresó clara y contundentemente en las urnas electorales, llevando el proceso bolivariano a otra victoria electoral. El 2014 prometía empezar en un clima de sosiego y de paz tanto económica como política.

INPC

No obstante, un grupo radical de la oposición política, guiado por su afán de hacerse con el poder a todo costa,sin consideración por el orden constitucional ni la voluntad mayoritaria del pueblo, no dudó en poner en práctica diversas iniciativas para generar desestabilización política, promover crispación colectiva, auspiciar un marco de condiciones políticas caóticas y de desasosiego económico político y social que estimulase la insurrección social e,incluso, la intervención de sus aliados foráneos.

El hecho de convertir rápidamente las protestas en violencia callejera desbocada, terminó afectando el normal desempeño de las fuerzas productivas, el comercio, la distribución y, en general, la vida económica nacional. Los bloqueos de vías, amenazas a transportistas, el ausentismo laboral conexo, los ataques a zonas industriales, daños a las infraestructuras públicas como privadas, saqueos y quemas de centros comerciales se conjugaron para expresar una nueva ola concreta de "guerra económica".

Estas prácticas irracionales ocasionaron a su vez serias consecuencias en términos de comportamiento de las variables asociadas a la producción y a los precios de los bienes, en particular los alimentos.

Por ejemplo, se observó un repunte en el INPC de 4,1% en el mes de marzo, con seria tendencia a continuar impactando los resultados del mes de abril.

Grafico

 

Al estudiar el comportamiento interno de la inflación, el grupo Alimentos y Bebidas resultan impactados en mayor magnitud, con una variación de 6,1%, tal como se muestra en el siguiente gráfico:

 

Grafico

 

En la gráfica anterior se observa que, en los últimos meses, los alimentos han mostrado un repunte en sus precios, determinado por la confluencia de los factores antes mencionados.

Dentro de la agrupación alimentos se evidencian las variaciones erráticas de precios en la clase hortalizas, debido a la obstrucción de vías resultantes de las situaciones de conflicto observadas en las principales zonas productoras (Región Andina, Lara y Zulia).

En el caso de Lara, el principal centro de acopio y distribución de hortalizas, resultó singularmente afectado a consecuencia de los episodios de violencia política. En concreto, cabe mencionar que una parte importante de la flota de transporte más impactada, en este Estado, fue la de alimentos y, dentro de este, el rubro de hortalizas, destacando el rubro tomate entre otros, tal como se muestra a continuación:

Grafico



Asimismo,en el sector pecuario se observó repuntes en los precios de la carne de pollo, bovina y quesos, lo cual es atribuible a dificultades de suministro de insumos, la ruptura en las cadenas de transporte que impiden el traslado de carne en canal, pollo beneficiado y leche cruda líquida. A tales factores se sumaron las presiones exacerbadas que experimentaron las redes de enfriamiento y conservación de alimentos.

Desde mediados del año 2013, los cárnicos han reportado unas constantes variaciones de precios tal como se evidencia a continuación:

Grafico

 

El creciente comportamiento de los principales rubros alimenticios, afecta de manera directa al sector de restaurantes y hoteles el cual tienen un peso 12,2%, en el mes de marzo su variación de precios fue de 2,8%. Es importante destacar que alimentos y restaurantes de manera conjunta tienen una ponderación de 54,6%, lo cual implica que un incremento de precios en esta agrupación aumenta de manera directa el INPC.

Ante este conjunto de situaciones adversas, se dispone a intensificar el monitoreo del proceso productivo en las cadenas de lácteos, cárnicos, aceites, harina y hortalizas. El Ejecutivo Nacional podría enfatizar en la necesidad de que la SUNDDE focalice sus esfuerzos en estos productos básicos para el bienestar de las y los venezolanos.

El sector industrial venezolano también resultó impactado. Cabe mencionar, en particular, los acontecimientos escenificados en el eje principal del centro manufacturero del país que comprende, entre otras zonas, a Maracay y Valencia, respectivamente. Esta situación se tradujo en importantes restricciones en la oferta de bienes y servicios, tal es el caso de sectores que inciden transversalmente (como es el caso de empaque y envases, reactivos químicos, entre otros) en la dinámica de otras actividades con significativos niveles de encadenamiento productivo.

En cuanto a servicio de transporte, cuya ponderación dentro del INPC es de 11,6 puntos, registró un incremento de precios el 2,5%. Esta cifra refleja por un lado, la subida de precios del transporte urbano debido a la alteración de las rutas ordinarias que ocasionaron las guarimbas. Por otro lado, se manifestó en el encarecimiento de los servicios de flete y seguros asociados a una mayor exposición a riesgo de demora o perdida de los productos. Este efecto se propagó a lo largo de las cadenas de comercialización de los bienes

Se continuara impulsando todas las iniciativas en marcha para mejorar el abastecimiento, en particular a los sectores más vulnerables de la población. El registro para acceder a la Tarjeta de Abastecimiento ha evolucionado de manera muy dinámica y favorable, y así lo harán las otras iniciativas tomadas por el Ministerio de Alimentación y los centros de distribución que están en manos del Estado.

 

Publicado 25 de Abril de 2014
 
    Valid XHTML 1.0 Transitional    Sitio Web Certificado por el CNTI    ¡CSS Válido!
Click