Ministerio del Poder Popular de Planificación

Domingo, 26 de Mayo de 2019

Inicio
INE

NOTAS DE PRENSA


Trabajadores patriotas ratifican compromiso con el desarrollo del país - 1 de Mayo

Trabajadores patriotas ratifican compromiso con el desarrollo del país - 1 de MayoLa reducción de horas en la jornada laboral, entre otras mejoras, detonó una huelga general por parte de un grupo de trabajadores, así como una serie de protestas, que tuvieron lugar la ciudad de Chicago, Estados Unidos, entre el 1° y el 4 de mayo de 1886.

La participación en dicha huelga significó la muerte de varios sindicalistas por fuerzas policiales estadounidenses, quienes además provocaron decenas de heridos. El 4 de mayo, se produjo la Revuelta de Haymarket, a la que acudieron cerca de 20 mil personas, quienes terminaron envueltos en una intensa represión perpetrada por 180 funcionarios.

El Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, propuso convertir el 1° de mayo en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores, y actualmente, se celebra en todo el mundo, excepto en EEUU y Canadá, que no reconocieron la fecha para deslegitimar el socialismo.

August Spies, Adolph Fischer, George Engel, Louis Lingg, Michael Schwab, Samuel Fielden, Oscar Neebe y Albert Parsons, que ni siquiera estaba en el lugar de los hechos, fueron condenados a muerte, y pasaron a la posteridad como los mártires de Chicago.

El fiscal que llevó el caso no pudo presentar ninguna prueba de la conexión entre estos hombres, a los que calificó de conspiradores e igualmente responsables. Gracias a este disparate, este juicio pasó a la historia por la gran injusticia que llevó a cabo ese sistema judicial.

Fielden y Schwab recibieron cadena perpetua, Neebe, 15 años en prisión, y los demás fueron condenados a muerte. Lingg se suicidó en su celda con dinamita antes de que lo colgaran.

El 11 de noviembre de 1887, Spiers, Parsons, Fischer y Engel fueron llevados a la horca mientras cantaban La Marsellesa, en ese entonces el himno del movimiento revolucionario.

En Venezuela esta fecha se conmemoró por primera vez en el año 1936, pero no fue sino hasta 1946 cuando se decreto como día de remuneración obligatoria.

Históricamente en nuestro país la clase obrera siempre fue explotada e irrespetada, considerando que mucho antes de la llegada del Gobierno Bolivariano existían grandes índices de desocupación laboral.

Fue en el año 1999, cuando el Comandante Hugo Chávez comenzó a implementar medidas a favor de la clase trabajadora, orientando políticas asertivas que sumaron nuevos espacios ocupacionales, brindando mejoras económicas e integrales a favor del sector laboral.

Compromiso para el desarrollo

En Revolución, cada 1° de mayo ha tenido un sentido especial, desde la llegada a la Presidente de Hugo Chávez, quien estableció la fecha como ocasión propicia para reforzar la conciencia y el compromiso de los trabajadores con la Patria, y anunciar nuevos incentivos laborales.

Ejemplo de reivindicación fue la aprobación de la nueva Ley Orgánica del Trabajo, de los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT), que establece una jornada laboral de 40 horas semanales (ocho diarias), de lunes a viernes, mientras que el sábado y domingo se considerará horario extraordinario.

Además, contiene entre sus reivindicaciones la eliminación de los despidos injustificados; en caso de que un trabajador no esté de acuerdo podrá acudir a un juez de trabajo y si éste comprueba que no hay razones para que la empresa haya cesado la relación laboral, ordenará el reenganche y si el trabajador no desea retornar el empleador tendrá que darle dos veces sus prestaciones sociales.

Esta línea de acción ha sido continuada por el Presidente obrero Nicolás Maduro, quien además implementó una serie de bonos de protección incorporados en el sistema del Carnet de la Patria, dirigidos a contrarrestar el bloqueo financiero decretado por EEUU contra el trabajador y noble pueblo venezolano, como una medida coercitiva por su elección política.

Con la firme convicción de enfrentar y superar la guerra económica impuesta contra el pueblo, la clase trabajadora del país sigue comprometida a fomentar acciones que permitan consolidar un nuevo modelo económico productivo, dejando atrás el rentismo petrolero y sumando voluntades para convertir a Venezuela en una potencia.

Los trabajadores patriotas están dispuestos a dar la batalla, en compañía del pueblo y el Estado, para combatir los niveles de inflación inducida, producto de las agresiones financieras que se ciñen sobre el territorio.

Este 1° de mayo, cuando se conmemora un nuevo Día del Trabajador, el Jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que defenderá los derechos de los trabajadores para preservar todas las reivindicaciones que se han obtenido durante los años de la Revolución Bolivariana.



Prensa Digital MippCI

Publicado 1 de Mayo de 2019
 
    Valid XHTML 1.0 Transitional    Sitio Web Certificado por el CNTI    ¡CSS Válido!
Click