Ministerio del Poder Popular de Planificación

Domingo, 26 de Mayo de 2019

Inicio
INPC

NOTAS DE PRENSA

En Abril de 2002:
El pueblo demostró al mundo el poder de la Revolución Bolivariana


  • A pesar de todas las arremetidas que ha enfrentado el proceso revolucionario, el presidente Nicolás Maduro continúa al lado del pueblo, demostrando que la revolución está hoy más vigente que nunca, impregnada de compromiso bolivariano y patriótico, dispuesta a seguir fortaleciendo los proyectos socialistas y el legado del Comandante Chávez que ha sido un digno ejemplo a seguir en el mundo.


Hace 13 años el pueblo venezolano valiente y armado de amor por la Revolución Bolivariana y por el Comandante Hugo Chávez Frías, demostró ante el mundo su gallardía en la defensa de un proyecto de gobierno que garantizaba un modelo de desarrollo socialista de inclusión, popular, participativo, protagónico que haría posible una Patria justa, pacífica, soberana e independiente.

Abril de 2002

La historia política contemporánea de Venezuela no puede desestimar estos hechos, dado el impacto generado en la estructura social y económica del país, ante la arremetida de los actores de la derecha venezolana, conformada por grupos económicos, quienes en complicidad con el imperio norteamericano y buscaron la salida violenta del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, rompiendo el hilo constitucional del país.

Otro elemento importante a destacar con lo ocurrido en abril de 2002, es la organización del pueblo, que asumió el llamado revolucionario a la resistencia, y con sabiduría e inteligencia popular resguardaron el palacio de Miraflores y repelieron la estrategia de los golpistas de disfrazar el golpe de estado como una acción de masas, por la guerra mediática instaurada por los medios de información fascistas.

En medio de una incertidumbre mediática, el 11 de abril de 2002 el presidente Hugo Chávez fue secuestrado en medio de una ola de violencia que se desató en el centro de Caracas, signada por informaciones poco claras con las que se intentó hacerle creer a la población que el gobierno había ordenado reprimir al pueblo y se incitaba a usurpar ilegalmente el poder.

El 12 de abril, los opositores al gobierno, atacan la embajada de Cuba destruyen vehículos y privan al personal diplomático cubano de luz eléctrica y agua, amenazándolos de no permitirles el acceso de alimentos y bebidas. El papel de las grandes empresas privadas de comunicación social devela el plan siniestro basado en la mentira, la manipulación y el apoyo a la postura de los golpistas a través de la emisión de informaciones sesgadas y parcializadas.

El poder popular organizado no escatimó esfuerzos, pese a la arremetida mediática, y el 13 de abril se manifestó junto a un grupo de oficiales y tropas patriotas para solicitar el retorno del Presidente Hugo Chávez, y logrando restablecer el sistema democrático.

Como nuevo presidente de la República se autojuramentó Pedro Carmona Estanga, quien actuaba como representante del empresariado, argumentando que fue llamado por el alto mando militar involucrado en el Golpe, para cubrir el "vacío de poder"

Tras este episodio, disuelven los poderes públicos legítimamente establecidos, incluyendo los gobiernos estadales y municipales; se desatan persecuciones a funcionarios bolivarianos y a todos los afectos al gobierno de Chávez. Se generan allanamientos a sedes de los círculos bolivarianos, casas, ministerios y se dan detenciones arbitrarias en las calles de Caracas.

Conspiración mediática


Los medios privados de Venezuela fueron el eje articulador que permitió dar un golpe de Estado y venderle a la población venezolana y al mundo que ese día se violaron los derechos humanos, lo que justificaba un alzamiento militar contra el presidente Chávez. Los canales privados Venevisión, Globovisión, Radio Caracas Televisión, Televen, La Tele y televisoras internacionales como CNN, fueron parte de ese eje articulador del "primer golpe mediático de la historia".

El 11-A los medios se caracterizaron no tuvieron como objetivo informar sino actuar con fines políticos, dejando a un lado la ética y se convirtieron en operadores políticos que querían darle un golpe de Estado a un Presidente legítimamente elegido, y lograron sacarlo por un espacio de tres días, cumplieron una ardua labor de propaganda política para preparar la explosión, calentaron la calle con una marcha durante la cual los golpistas pudieron organizar su golpe.

El rol de los medios de información privados fue el de exacerbar la psique de la derecha para lograr su fin mediante asesinatos con francotiradores, agentes de la Policía Metropolitana e infiltrados en las Fuerzas Armadas.

Golpe anunciado


El golpe se gestó en 2001, con apoyo de empresas privadas de información que apoyaron el paro patronal que comenzó en diciembre de ese año, el ataque a las 49 leyes que el Comandante Chávez aprobó por Ley Habilitante, la promoción del ambiente de confrontación callejera y la violación a las leyes que regulaban la televisión. Además, se desplegó una táctica de voceros castrenses que comenzaron a declarar durante los meses de enero, febrero y marzo de 2002 para desconocer al Gobierno.

Las empresas privadas de información, promocionaron la violencia y la confrontación en las manifestaciones, cedieron prácticamente sus espacios a la oposición, incluso, los de opinión. se pueden constatar las ediciones de esos días que demuestran que las empresas de comunicación, con el Grupo Cisneros (Venevisión) a la cabeza y El Nacional -que sacó una edición extraordinaria el 11 de abril en la que anunció: "Batalla Final será en Miraflores", fueron actores principales del golpe de Estado contra Chávez.

En esa batalla que tuvo lugar en el centro de Caracas fallecieron ciudadanas y ciudadanos que estaban con la Revolución y con la oposición. Estos muertos y los del día 12, que son olvidados al recordar estos hechos, forman parte de un "crimen" imperdonable. "La puesta en escena del 11 de abril contribuyó a una herida social insalvable, ya que a pesar de todas las evidencias que se han recogido, un enorme número de personas quedaron convencidas de que se hallaba frente a un Gobierno asesino".

El 11-A las televisoras privadas marcaron un hito en la historia de la información en Venezuela cuando durante una cadena nacional que ofreció el presidente Chávez las televisoras privadas dividieron la pantalla para transmitir imágenes de lo que sucedía en la calle, estas imágenes generaron confusión, porque incluso se mostraron caídos de la Revolución, pese a que los medios decían que eran manifestantes de la oposición.

Golpe impune


A pesar de la evidencia de esa conspiración y complicidad de los medios de comunicación el presidente Chávez perdonó a los medios y la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que determinó que en los sucesos de abril de 2002 hubo un "vacío de poder", libró a muchas personas de responsabilidades penales, y desde el punto de vista histórico, comunicacional y ético, la actitud criminal de los medios quedó impune y por eso siguen actuando de igual manera.

Los sucesos del 11, 12 y 13 de abril de 2002, describen las pretensiones e irracionalidad de la oligarquía empresarial venezolana: acabar con el desarrollo del país y sumergirlo en una terrible crisis social.

Estos acontecimientos son el reflejo de los intereses de las cúpulas más poderosas del país, que una vez más dieron la espalda al pueblo. Durante estos eventos queda en evidencia que, quienes hoy en día en la oposición hablan de respeto, unidad y democracia estuvieron presentes, dejando a un lado el mandato popular, violando laConstitución, el Derecho Internacional y demoliendo la institucionalidad del país. A 13 años de estos sucesos, el pueblo venezolano, no olvida y expresa: Todo 11 tiene su 13.



Abril de 2002 Abril de 2002
Abril de 2002 Abril de 2002


Publicado 13 de abril de 2015
 
    Valid XHTML 1.0 Transitional    Sitio Web Certificado por el CNTI    ¡CSS Válido!
Click